Una luz en el desierto

por | Oct 29, 2021 | Crecimiento personal | 4 Comentarios

Inicio » Una luz en el desierto

Conectando con la Grandeza del Ser: Superando la Oscuridad

A veces la oscuridad nos arrastra de tal manera que nos produce un dolor desgarrador y se nos olvida que estamos vivos, se nos olvidan los sentidos, se nos olvida casi respirar y se nos olvida lo más grande. SER.

Encontrando una Luz en la Oscuridad

Parece que esa oscuridad no va a desaparecer nunca, siento que me ahogo y no veo luz por ningún sitio, pero un día sin saber cómo y por qué, empiezas a ver una pequeña luz en la inmensidad del desierto oscuro, empiezas a sentir que no estás sola, que nunca lo has estado, que todo tiene sentido que formas parte de un todo y que todo está en ti.

Hoy quiero compartir contigo el texto de una alumna (Ingrid Mohedano), que pasó por esa oscuridad y ahora despliega sus alas tímidamente conectando con la grandeza de su ser. Creo que nos aportará mucho a todos.

El Poder de la Naturaleza

Hace más de un año que no caminaba por la orilla de la playa de noche, otra de mis amantes.

Conectar con la naturaleza con todos los sentidos; el oído, escuchando el romper de las olas, el olfato, ese olor salino profundo y lleno de vida, la vista, una mirada al infinito que no se acaba nunca, y el remolino de espuma que producen las olas. El tacto, sentir cada pisada, sentir que ninguna es igual y aunque en ocasiones parece que me hundo la fuerza de la gravedad me mantiene de pie. Esa misma fuerza me hace mirar al cielo y descubro que está lleno de estrellas, y de repente siento que son mis ángeles acompañándome en esta noche oscura del alma, ellos me guían y no me dejan sola.

La Conexión con el Todo

Por mucho que sienta que lo estoy, ahora lo entiendo todo. Soy parte del todo. Vibro con el agua porqué mi cuerpo es agua y he aprendido a fluir y adaptarme en la vida como lo hace el agua.
Vibro con el sonido porque siento como algunas partículas chocan con otras, formando sonidos envolventes e incluso formando melodías, no hay nada en la naturaleza que no pueda crear música con su movimiento. Solo hay que pararse a escuchar.
Vibro con el amor porque es lo único real y mi corazón está abierto, sin juicio, sin miedo. Porque encuentro belleza en las pequeñas cosas simples que tiene esta madre tierra.

Amando la Vida

Amo todo aquello que me hace vibrar.
Amo las sonrisas tiernas y tímidas.
Amo las miradas sinceras.
Amo los abrazos que reconstruyen todos mis pedacitos rotos.
Amo los momentos dedicados a mi presencia.
Amo a quien me concede un poquito de su tiempo, de su vida.
Amo la vida, a pesar de todo.

Renacimiento desde la Oscuridad

Me doy cuenta de que innatamente, he meditado casi toda mi vida y no lo sabía porque estaba dormida.
Me doy cuenta, que pasar la noche oscura del alma es una bendición, llena de dolor intenso, tanto dolor que a veces siento que mi corazón se desgarra, pero a la vez dejar morir eso que llevo dentro de mí, sentir que toda la vida se pierde,  que se pierden las fuerzas y cuando ya no puedo más, decido rendirme, decido gritar “basta ya” decido soltar, decido aprender a volar de nuevo, aunque me pesen las alas. Decido vivir desde el amor porque yo soy AMOR, y desde aquí empezaré mi nuevo camino, mi nueva vida. Con más fuerza, con más sabiduría, con más confianza. Esta vez sí creo en mí, salgan las cosas como salgan. Porque cuando se hacen las cosas desde el AMOR solo pueden salir bien.

Agradecimientos y Dedicación

Dedicado a la persona más importante en estos momentos de mi vida, que me acompaña en este difícil viaje y me enseña como desplegar mis alas para volver a volar de nuevo y observar la vida desde lo más alto y sin vértigo. Alimenta mi alma y acaricia mi corazón llenándolo de luz.

¡Gracias, gracias y gracias!

 

¿Has pasado por una noche de oscura del alma?

¿Cómo la has sentido?

¿Qué te ha aportado?

 
Te leo y te respondo en comentarios.

Agustin Piedrabuena

Coach certificado MCC por ICF
Managing Director de Innerkey y Director de la Escuela Transpersonal de Coaching
Ver perfil del autor

Agustin Piedrabuena

Coach certificado MCC por ICF
Managing Director de Innerkey y Director de la Escuela Transpersonal de Coaching
Ver perfil del autor
SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES

Compartir artículo

 

 

4 Comentarios

  1. GEMMA DIEZ

    Mi noche oscura del alma. Cuando mi alma se plantó, ya no aguantó más, el 12 del 12 del 2020. Gran fecha. Gran ruptura con mi ego.
    Siento que toda mi vida he vivido con resentimiento, contra mis padres, contra todo el mundo, no sé porqué, vivía desde el hacer, para llenar mis carencias y no ver mis heridas me hice adicta al trabajo, y trabajaba doce horas de lunes a domingo, no quería ver, no quería sentir, lo controlaba todo, las cosas debían hacerse a mi manera, me fui volviendo cada vez menos tolerante, cada vez más dura y exigente conmigo misma y también con los demás, cada vez más cansada, más deprimida
    A los 50 años tuve mi primera gran crisis, me desperté, me vi y me dije, lo tienes todo, casa, trabajo, familia, una hija, y me sentí sola, triste, vacía .
    Me costó 7 años darme cuenta de que la vida que llevaba no era la que yo quería llevar, y a mis 57 años y haciendo un curso intensivo de coach fuera de mi ciudad, un curso muy intenso de 10 días, empecé a llorar todas las emociones que no había sentido hasta entonces, a reconocer mis heridas, a desmontar mis escudos que ya me pesaban demasiado, y a buscar mi esencia, a buscar a esa niña que se perdió un día y no sabe porqué
    Ese día, 12 de diciembre, sábado, un día antes de volverme a casa , a las 05.00 de la mañana me desperté llorando de una manera desgarradora, desde las entrañas, era mi alma que me pedía que parara, que dejara de controlar a mi familia, que dejara libre a mi pareja y a mi hija, que me dejara de castigar tanto, que me buscara, que parara.
    Me dicen los compañeros que mis lloros y lamentos eran estremecedores. Estuve en ese estado 5 horas, sola, aterrada, no sabía que me pasaba, sólo sabía que mi vida ya no sería nunca la de antes, yo que lo que había controlado todo en mi vida, no podía parar de llorar y sentía compasión por mí y por toda la gente que había sufrido por mí por mi inconsciencia.
    Reconocí mi personaje que me había creado en todos estos años, mi ego y esa noche oscura descubrí mi alma , mi esencia, el yo soy, que luchaba por salir. La naturaleza me acompañaba en mi estado emocional, hacía muchísimo viento, desde mi ventana veía un gran árbol totalmente agitado, llovía, era de noche, todo oscuro, como yo me sentía, en la absoluta oscuridad, no veía cómo salir de ahí y me dejé llevar por las emociones, por los lloros, por la libertad.
    A las 10.00 de la mañana, me dije, venga, dúchate, ponte tus mejores ropas y vete con tus compañeros que están esperando para seguir con las clases, y la vida sigue, adelante, y tan pronto me puse en pie se paró el aire, se paró la lluvia, el árbol se quedó quieto y salió el sol. Y yo me dije, es cierto, después de la tormenta viene la calma
    La calma que he encontrado cuando encontré mi alma
    Desde esa fecha soy otra persona, mi evolución personal ha sido tremenda, he dejado el control, me guío de mi intuición y desde el amor hago las cosas que antes hacía desde el control.
    No hace mucho escribí una carta a mi ego, una bonita carta de amor, a mi ego, a mí, que también soy esa, pero le pedí que me dejara libre, que esté ahí, pero que estire la cuerda, que me deje ser yo, que esté tranquilo, que ya soy una adulta responsable, que voy curando mis heridas, que lloro y reconozco mis sentimientos y desde la esencia que ya voy consiguiendo he conseguido conectar y vibrar con la vida.
    Esta carta de amor a mi ego es el prólogo de mi futuro libro .
    gracias por estar ahí y darme la opción de poder compartir esta vivencia personal, que espero sirva para cualquier persona que esté pasando por este proceso. A cada persona su tiempo, a cada persona de una u otra manera le llegará su despertar

    Responder
    • Mónica Innerkey

      Mil gracias Gemma por compartir tu historia, me parece increíble y profunda, me alegro infinito de la calma de tu alma y de que hayas salido de esa noche oscura del alma.

      Un beso

      Responder
  2. GEMMA DIEZ

    Mi noche oscura del alma. Cuando mi alma se plantó, ya no aguantó más, el 12 del 12 del 2020. Gran fecha. Gran ruptura con mi ego.
    Siento que toda mi vida he vivido con resentimiento, contra mis padres, contra todo el mundo, no sé porqué, vivía desde el hacer, para llenar mis carencias y no ver mis heridas me hice adicta al trabajo, y trabajaba doce horas de lunes a domingo, no quería ver, no quería sentir, lo controlaba todo, las cosas debían hacerse a mi manera, me fui volviendo cada vez menos tolerante, cada vez más dura y exigente conmigo misma y también con los demás, cada vez más cansada, más deprimida
    A los 50 años tuve mi primera gran crisis, me desperté, me vi y me dije, lo tienes todo, casa, trabajo, familia, una hija, y me sentí sola, triste, vacía .
    Me costó 7 años darme cuenta de que la vida que llevaba no era la que yo quería llevar, y a mis 57 años y haciendo un curso intensivo de coach fuera de mi ciudad, un curso muy intenso de 10 días, empecé a llorar todas las emociones que no había sentido hasta entonces, a reconocer mis heridas, a desmontar mis escudos que ya me pesaban demasiado, y a buscar mi esencia, a buscar a esa niña que se perdió un día y no sabe porqué
    Ese día, 12 de diciembre, sábado, un día antes de volverme a casa , a las 05.00 de la mañana me desperté llorando de una manera desgarradora, desde las entrañas, era mi alma que me pedía que parara, que dejara de controlar a mi familia, que dejara libre a mi pareja y a mi hija, que me dejara de castigar tanto, que me buscara, que parara.
    Me dicen los compañeros que mis lloros y lamentos eran estremecedores. Estuve en ese estado 5 horas, sola, aterrada, no sabía que me pasaba, sólo sabía que mi vida ya no sería nunca la de antes, yo que lo que había controlado todo en mi vida, no podía parar de llorar y sentía compasión por mí y por toda la gente que había sufrido por mí por mi inconsciencia.
    Reconocí mi personaje que me había creado en todos estos años, mi ego y esa noche oscura descubrí mi alma , mi esencia, el yo soy, que luchaba por salir. La naturaleza me acompañaba en mi estado emocional, hacía muchísimo viento, desde mi ventana veía un gran árbol totalmente agitado, llovía, era de noche, todo oscuro, como yo me sentía, en la absoluta oscuridad, no veía cómo salir de ahí y me dejé llevar por las emociones, por los lloros, por la libertad.
    A las 10.00 de la mañana, me dije, venga, dúchate, ponte tus mejores ropas y vete con tus compañeros que están esperando para seguir con las clases, y la vida sigue, adelante, y tan pronto me puse en pie se paró el aire, se paró la lluvia, el árbol se quedó quieto y salió el sol. Y yo me dije, es cierto, después de la tormenta viene la calma
    La calma que he encontrado cuando encontré mi alma
    Desde esa fecha soy otra persona, mi evolución personal ha sido tremenda, he dejado el control, me guío de mi intuición y desde el amor hago las cosas que antes hacía desde el control.
    No hace mucho escribí una carta a mi ego, una bonita carta de amor, a mi ego, a mí, que también soy esa, pero le pedí que me dejara libre, que esté ahí, pero que estire la cuerda, que me deje ser yo, que esté tranquilo, que ya soy una adulta responsable, que voy curando mis heridas, que lloro y reconozco mis sentimientos y desde la esencia que ya voy consiguiendo he conseguido conectar y vibrar con la vida.
    Esta carta de amor a mi ego es el prólogo de mi futuro libro .
    gracias por estar ahí y darme la opción de poder compartir esta vivencia personal, que espero sirva para cualquier persona que esté pasando por este proceso. A cada persona su tiempo, a cada persona de una u otra manera le llegará su despertar

    Responder
    • Mónica Innerkey

      Mil gracias Gemma por compartir tu historia, me parece increíble y profunda, me alegro infinito de la calma de tu alma y de que hayas salido de esa noche oscura del alma.

      Un beso

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te ayudamos a despertar conciencia

Máster Profesional en Coaching Ejecutivo y de Equipos - Innerkey Coaching
Z

SERVICIOS PARA EMPRESAS

Banner - Procesos de Coaching - Innerkey Coaching - Europa
Z

Escuela de coaching